Ads 468x60px

lunes, 21 de octubre de 2013

CONSEJOS PARA AHORRAR ENERGÍA EN UNA VIVIENDA.


En este post se propone dar una serie de consejos para ahorrar energía en casa, tanto en lo relativo a climatización (calefacción y refrigeración), producción de agua caliente sanitaria (ACS) e iluminación, como en la utilización de los electrodomésticos. 


Mucho de los datos que se aportan han sido obtenidos de la Guía Práctica de la Energía del Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE).

A continuación se van a dar una serie de consejos enfocados al ahorro de energía en climatización, ACS e iluminación, los cuales representan aproximadamente el 70% del consumo energético de un hogar español según datos publicados por IDAE.

Consejo General para ahorrar energía en Climatización y ACS:
  • Si va a alquilar o comprar una vivienda, hágalo con aquella que tenga el etiquetado energético de la clase más eficiente.

Ahorro de energía en Calefacción:
  • Si va a alquilar o comprar una vivienda consulte el certificado de eficiencia energética que el propietario le tiene que facilitar. En el anexo II, de ese documento, se indica la demanda de calefacción de la vivienda, cuanto más eficiente sea la clase que en indicada, más aislada estará la vivienda.
  • Compre una caldera con el mayor rendimiento posible.
  • Una temperatura de 21º C debe ser suficiente para mantener el confort de una vivienda.
  • Apague la calefacción mientras duerme y por la mañana espere a ventilar la casa y cerrar las ventanas para encenderla.
  • Coloque válvulas termostáticas en radiadores o termostatos programables, para poder regular la temperatura individualmente en cada habitación o recinto de la vivienda.
  • Realice el mantenimiento del equipo de calefacción, no espere a que se estropee o funcione ineficazmente.
  • Cuando los radiadores están sucios, el aire contenido en su interior dificulta la transmisión de calor desde el agua caliente al exterior. Este aire debe purgarse al menos una vez al año, al iniciar la temporada de calefacción. En el momento que deje de salir aire y comience a salir sólo agua estará limpio.
  • No deben cubrirse los radiadores, ni poner ningún objeto al lado, porque se dificultará la adecuada difusión del aire caliente.
  • Para ventilar una habitación abra las ventanas alrededor de unos 10 minutos. Este tiempo debe ser suficiente para que el recinto quede ventilado. De este modo conseguirá que se pierda la menor energía posible.
  • Abra las persianas y cortinas mientras el Sol incida sobre las ventanas. De esta forma se conseguirán ganancias gratuitas de calor que aumentarán la temperatura de las habitaciones.
  • Cierre las persianas y cortinas por la noche de esta forma evitará importantes pérdidas de calor.
  • Si va a construir o rehabilitar una casa aísle adecuadamente todos los cerramientos exteriores. De esta forma ahorrará dinero en climatización y ganará en confort.
  • Instale ventanas con doble acristalamiento, con doble ventana, con rotura de puente térmico o de PVC, para conseguir un mayor aislamiento.
  • Disminuya las infiltraciones de aire de puertas y ventanas, tapando las rendijas con medios sencillos y baratos como la silicona, la masilla o el burlete.
  • Cierre el tiro de la chimenea cuando no la esté usando.
  • Es aconsejable instalar temporizadores de apagado y encendido programable de la instalación de calefacción, de esta forma podrá comprobar perfectamente la temperatura de su vivienda.

Ahorro de energía en el Aire Acondicionado:
  • Si va a alquilar o comprar una vivienda consulte el certificado de eficiencia energética que el propietario le tiene que facilitar. En el anexo II, de este documento, se indica la demanda de refrigeración, cuanto más eficiente sea la clase más energía ahorrará.
  • Compre un equipo de aire acondicionado con el etiquetado energético de la clase más eficiente. 
  • Fije la temperatura de refrigeración a 26º C.
  • Cuando encienda el aparato de aire acondicionado, no ajuste el termostato a una temperatura más baja de lo normal ya que no enfriará el recinto más rápido y el enfriamiento podría resultar excesivo y por lo tanto un gasto innecesario.
  • Instalar toldos, cerrar persianas y correr cortinas son sistemas eficaces para reducir el calentamiento de nuestra vivienda.
  • En verano, ventile la casa cuando el aire de la calle sea más fresco (primeras horas de la mañana y durante la noche).
  • Un ventilador, preferentemente de techo y según la zona climática, puede ser suficiente para mantener un adecuado confort.
  • Es importante colocar los aparatos de refrigeración de tal modo que les dé el Sol lo menos posible y haya una buena circulación de aire. En el caso de que el condensador esté en el techo o una pared, es conveniente cubrirlas con un sistema que de sombra.
  • Los colores claros en techos y paredes exteriores reflejan la radiación solar y por tanto evitan el calentamiento de los espacios interiores.
  • Limpie o reemplace los filtros del equipo de aire acondicionado para que funcione de una forma más eficiente (es aconsejable realizar esta operación una vez al año).
  • Es aconsejable instalar temporizadores de apagado y encendido programable de la instalación de aire acondicionado, de esta forma podrá comprobar perfectamente la temperatura de su vivienda.


Ahorro de energía en el Agua Caliente Sanitaria (ACS):
  • Los sistemas de acumulación de agua caliente (termo eléctrico) y las tuberías de distribución deben estar bien aislados.
  • Ducharse consume menos agua y por lo tanto menos energía que bañarse.
  • Emplee cabezales de ducha de bajo consumo disfrutará de un aseo cómodo, gastando la mitad de agua y por tanto de energía.
  • Coloque reductores de caudal (aireadores) en los grifos.
  • Coloque reguladores de temperatura con termostato.
  • Una temperatura entre 30º C y 35º C es suficiente para sentirse cómodo en el aseo personal.
  • Si todavía tiene grifos independientes para el agua fría y caliente, cámbielos por un único grifo de mezcla (monomando).
  • En general los sistemas eléctricos de calefacción y agua caliente sanitaria (termo eléctrico), son los menos recomendables desde el punto de vista energético.

Ahorro de energía en la Iluminación:
  • Siempre que sea posible aproveche la iluminación natural.
  • Utilice colores claros en las paredes y techos: Aprovechará mejor la iluminación natural y podrá reducir el alumbrado artificial.
  • No deje luces encendidas en habitaciones que no esté utilizando.
  • Reduzca al mínimo la iluminación ornamental en exteriores: jardines, etc.
  • Mantenga limpias las lámparas y las pantallas, aumentará la luminosidad, sin aumentar la potencia.
  • Sustituya las bombillas tradicionales incandescentes, si es que todavía tiene alguna, por lámparas de bajo consumo o led.
  • Adapte la iluminación a sus necesidades y dé preferencia a la iluminación localizada (además de ahorrar, conseguirá ambientes más confortables).
  • Use tubos fluorescentes donde necesite más luz durante muchas horas, por ejemplo en la cocina.
  • En vestíbulos, garajes, zonas comunes de edificios, etc. Es interesante colocar detectores de presencia para que las luces se enciendan y apaguen automáticamente.

Por lo que respecta a los electrodomésticos, que representan el 30% del consumo energético de un hogar, los consejos para ahorrar energía que se exponen a continuación se refieren a los frigoríficos, lavadoras, lavavajillas, secadoras, hornos, cocinas, televisiones y equipos audiovisuales, equipos ofimáticos y pequeños electrodomésticos. 

Consejos Generales para ahorrar energía con los Electrodomésticos:
  • Compre electrodomésticos con el etiquetado energético de la clase más eficiente. 

Ahorro de energía con los Frigoríficos.
  • No compre un equipo más grande del que necesita.
  • Coloque el frigorífico o el congelador en un lugar fresco y ventilado, alejado de posibles fuentes de calor: radiación solar, horno, etc.
  • Limpie, al menos una vez al año, la parte trasera del aparato. Sobre todo preste atención al intercambiador de calor (rejilla negra).
  • Descongele antes de que la capa de hielo alcance 3 mm de espesor: podrá conseguir ahorros de hasta el 30%.
  • Compruebe que las gomas de las puertas están en buenas condiciones y hacen un buen cierre, para evitar pérdidas de frío.
  • No introduzca nunca alimentos calientes en el frigorífico. Dejar enfriar los alimentos o bebidas calientes hasta temperaturas ambientes antes de introducirlos en el frigorífico o congelador.
  • Ajuste el termostato para mantener una temperatura de 5º C en el compartimento de refrigeración y de -18º C en el de congelación.
  • Abra la puerta lo menos posible y cierre con rapidez para evitar un gasto inútil de energía. Cuanto menos tiempo esté abierta la puerta del congelador, menos escarcha o hielo se forma en las rejillas congeladoras.
  • Descongelar los productos congelados en el frigorífico. De este modo se aprovecha el frío acumulado en el alimento para refrigerar los alimentos frescos del frigorífico.
  • Fíjese que las aberturas de ventilación o aireación no estén nunca obstruidas.

Ahorro de energía con la Lavadora:
  • Aproveche al máximo la capacidad de su lavadora y procure que trabaje siempre a carga completa.
  • Existen en el mercado lavadoras con programas de media carga, que reducen el consumo de forma apreciable.
  • Utilice los programas de baja temperatura, siempre que sea posible.
  • Aproveche el calor del Sol para secar la ropa.
  • Centrifugando se gasta mucha menos energía para secar la ropa que utilizando una secadora.
  • Use descalcificantes y limpie regularmente el filtro de la lavadora de impurezas y cal, con ello no disminuirán las prestaciones de su lavadora y ahorrará energía.
  • Existen en el mercado lavadoras termoeficientes, con dos tomas de agua independientes, una para el agua fría y otra para el agua caliente. Este sistema aprovecha el agua caliente sanitaria del circuito de la vivienda para no tener que calentar el agua en la lavadora. Este sistema puede producir ahorros si se instala durante procesos de construcción o rehabilitación de viviendas y en función del equipo que caliente el agua (captador solar, caldera de gas o gasóleo, calentador eléctrico, etc.).

Ahorro de energía con el Lavavajillas:
  • Elija el tamaño de su lavavajillas en función de sus necesidades.
  • Utilice el lavavajillas cuando esté completamente lleno.
  • Retire en seco los restos de alimento de la vajilla.
  • Si necesitara aclarar la vajilla antes de meterla en el lavaplatos, utilice el agua fría.
  • Siempre que pueda utilice los programas económicos o de baja temperatura.
  • Un buen mantenimiento mejora el comportamiento energético (limpie frecuentemente el filtro y revise los niveles de abrillantador y sal).
  • Al igual que con las lavadoras también existe en el mercado lavavajillas termoeficientes.

Ahorro de energía con la Secadora:
  • Aproveche al máximo la capacidad de su secadora y procure que trabaje siempre a carga completa.
  • Antes de utilizarla, centrifugue previamente la ropa en la lavadora.
  • Periódicamente limpie el filtro de la secadora e inspeccione el orificio de ventilación para asegurarse de que no está obstruido.
  • Si se dispone de él, utilice el programa “punto de planchado”, que no llega a secar la ropa completamente.

Ahorro de energía en el Horno:
  • No abra innecesariamente el horno. Cada vez que lo hace está perdiendo energía acumulada en su interior.
  • Procure aprovechar al máximo la capacidad del horno y cocine, si es posible de una vez, el mayor número de alimentos.
  • Generalmente no es necesario precalentar el horno para cocciones superiores a una hora.
  • Apague el horno un poco antes de finalizar la cocción. El calor residual será suficiente para acabar el proceso.
  • Los hornos de convección favorecen la distribución uniforme del calor, por lo que ahorran tiempo y por lo tanto energía.

Ahorro de energía en Cocinas y Placas de Cocción:
  • Para cocinar, gestione con eficacia los recursos: microondas, cocina con olla a presión y horno en último lugar.
  • Las placas de inducción consumen un 20% menos de electricidad que las vitrocerámicas convencionales.
  • Procure que el fondo de los recipientes sea ligeramente superior a la zona de cocción para que no rebase la llama, así aprovechará al máximo el calor de la cocina.
  • En las cocinas eléctricas utilice baterías de cocina y el resto del menaje con fondo grueso difusor. De este modo logrará una temperatura más homogénea en todo el recipiente.
  • Aproveche el calor residual de las cocinas eléctricas (excepto las de inducción) apagándolas unos cinco minutos antes de finalizar el cocinado. 
Ahorro de energía con la Televisión y Equipos Audiovisuales:
  • Recuerde apagar el standby de su televisor.
  • Una buena idea es conectar algunos equipos (televisores, cadena musical, DVD, etc) a “ladrones” o bases de conexión múltiple con interruptor. De este modo al desconectar el ladrón se apagaran todos los modos espera de los aparatos.

Ahorro de energía en Equipos Ofimáticos: 
  • Compre equipos con sistema de ahorro de energía “Energy Star” y apáguelos completamente cuando prevea ausencias prolongadas, superiores a 30 minutos.
  • Cuando no vaya a utilizar el ordenador durante periodos cortos apague solamente la pantalla, con lo cual ahorrará energía y al volver a encenderla no tendrá que esperar a que se reinicie el equipo.
  • El salvapantallas que menos energía consume es el de color negro.
  • Las pantallas LCD ahorran un 37% de la energía en funcionamientos y un 40% en modo espera.
  • Se pueden conectar varios equipos ofimáticos a “ladrones” o bases de conexión múltiple con interruptor. Al desconectar el ladrón, apagaremos todos los aparatos a él conectados, con el consiguientes ahorro energético. 

Ahorro de energía en Pequeños Electrodomésticos:
  • No deje encendidos los aparatos (por ejemplo plancha o tostadora) si va a interrumpir la tarea.
  • Aproveche el calentamiento de la plancha para planchar grandes cantidades de ropa de una vez.
  • Elegir bien un pequeño aparato electrodoméstico puede suponer un ahorro, a la larga, debido a su menor consumo energético.
  • Optimice el uso de sus aparatos eléctricos. Por ejemplo, si su tostadora es de dos ranuras póngala siempre con dos tostadas.
  • En ocasiones, puede evitarse el uso de un ventilador, abriendo varias ventanas y favoreciendo las corrientes cruzadas de ventilación natural.

Para más información puede visitar el aula digital del IDAE, aprende como ahorrar energía. 

Webgrafría: idae.es

4 comentarios :

  1. Muy útiles todos los consejos, si queréis saber más sobre cómo ahorrar energía en el hogar o en la oficina consulta esta página: http://www.dos-soles.com/

    ResponderEliminar
  2. Muy bien explicado todo Francisco, ahora en verano además siempre tenemos el aire acondicionado o algunos ventiladores y si le sumamos el tiempo que los niños están viendo la tv o con el ordenador ya... Gracias por la ayuda

    ResponderEliminar
  3. Buen post para ahorrar!
    La instalación de buenos equipos también tiene influencia sobre el consumo, por eso hay que dejárselo a los especialistas, te dejo un buen enlace que puede servirte de ayuda.
    http://www.mistermix.net/es/servicios

    ResponderEliminar